Programa del 25 de Septiembre.

Programa del 18 de Septiembre.
Programa del 11 de Septiembre.

El peligro de las enfermedades asintomáticas

Por: Dr. Carlos Andrés Vera Aparicio, Médico Pediatra.
Las enfermedades asintomáticas son aquellas que no generan síntomas como fiebre, vómito, diarrea o dolor y que dificultan su diagnóstico temprano, convirtiendo a los enfermos asintomáticos en portadores de un padecimiento que puede ser trasmitido a otras personas.
Por lo tanto, cuando una persona es asintomática puede generar en su entorno comunitario un mayor número de contagios sin saberlo, las enfermedades de ejemplo para esta situación son:

Enfermedad de Chagas: La cual puede durar 10 o más años sin dar síntomas, tiempo después puede volverse fulminante y generar cambios en el corazón que requieren un trasplante. Quien tiene la enfermedad puede transmitir a otros el parásito y hacer que otras personas la desarrollen muy rápidamente.

VIH, Sida: Puede ser asintomático alrededor de 7 a 10 años, tiempo después empezará a presentar fiebres nocturnas, diarrea, debilidad y posteriormente si no hay tratamiento oportuno puede morir la persona. Durante este tiempo puede ser transmitido este virus a otros contactos sexuales sin darse cuenta; por eso se habla de pacientes VIH positivo asintomáticos, debido que estas personas desarrollan la enfermedad y la transmiten a otros.

• Otros ejemplos de enfermedades asintomáticas son los cánceres en estadios tempranos, cáncer de cuello uterino por virus de papiloma humano, los cuales pueden ser detectados gracias a las pruebas de tamizaje como lo son las citologías, ya que el peligro de las enfermedades asintomáticas muchas mujeres pueden tener esta enfermedad siendo asintomáticas antes de presentar sangrados, o estadios terminales.

Covid-19 o Coronavirus: Se debe tener en cuenta que muchas personas que han viajado a zonas donde estaba el virus, pueden llegar a nuevos territorios siendo asintomáticos, debido que las personas no han presentado los síntomas típicos de esta enfermedad. (Tener en cuenta el cuadro).

Si presentas dos o más síntomas debes consultar a tu centro médico.

Entonces, la persona asintomática puede no tener los síntomas comunes, pero sí llevando el virus en sus secreciones como la saliva y las lágrimas, lo cual pueden llegar a expandirse por medio de contacto de estas secreciones con madera, metal, o aspersión en el aire y luego llegar una persona que sí puede ser susceptible de presentar los síntomas típicos de la enfermedad y así propagar la epidemia no sólo a una sino a muchas personas a su alrededor.

En la pandemia actual es fundamental que las personas que han tenido contacto no sólo con sospechosos o diagnósticos positivos, sepan transmitir esta información a sus familiares o conocidos y a los entes de salud, para que se ejecuten las medidas pertinentes y así permitir hacer un cerco epidemiológico. Significa que, aunque no haya casos sintomáticos confirmados se debe hacer un mapeo grande de personas y realizarles muestras aleatorias con el fin de encontrar personas con el diagnóstico de manera oportuna.

Recuerda: Quédate en casa, cumple la cuarentena y entre todos podremos ayudarnos a que nos volvamos a reunir en familia.