Programa del 10 de Julio.
Programa del 03 de Julio.
Programa del 26 de Junio.

Cuando la tecnología genera ansiedad

Por: Estudiantes de Psicología, UNAD.

En esta época donde la globaliza­ción es impulsada con las tecno­logías es muy probable que cada ser humano del planeta tenga acceso a un dispositivo tecnológico que se conec­te a internet, y esto se ha vuelto cada día más que un servicio, en una herramienta de necesidad para mantenerse adaptado a esta época de interconectividad, inter­net de las cosas... Dado lo anterior, cada día aumentan las personas que hacen un mal uso de la tecnología lo que ha em­pezado a generar problemas de carácter físico como dolores de cabeza y de es­palda, psicológicos como es la ansiedad, el estrés, trastornos del sueño como el insomnio, cambios de carácter e incluso la depresión que comienza como algo leve que poco a poco se va volviendo un problema serio dependiendo del in­dividuo y su nivel de adicción a las tec­nologías.

Dormir con los aparatos y estar cons­tantemente pendiente de estos, como es el caso del celular, generan estados ansiosos y de desgaste mental; por fal­ta de darle un descanso al cerebro, no solamente está repercutiendo en el indi­viduo sino que además afecta las rela­ciones sociales e interpersonales.

Las nuevas tecnologías constituyen, para los jóvenes y adolescentes, la po­sibilidad de perderse en un mundo de fantasía, propone huir de la realidad y de la rutina cotidiana. Es por eso que, en muchos de los casos, quizás inconscien­temente, introducen en sus relaciones interpersonales diferentes máscaras, las cuales son utilizadas través de las redes sociales y del internet, aumentando de forma exponencial la posibilidad de re­lacionarse, pero les induce, en muchos casos, a no mostrarse tal y como son en realidad, sino que muestran una imagen artificial y placentera de sí mismos, lo que refuerza su adicción a las tecnolo­gías.

¿Cómo podemos prevenir la ansiedad causada por la tecnología en niños y jóvenes?

Normas: Es importante que los padres establezcan en el hogar normas en cuan­to al uso de la tecnología, es decir ins­taurar un horario para utilizar, ya sea la consola de video juego, ‘tablet’ o celular. Es importante que se tenga claro, que habrá consecuencias si se llega a incurrir en alguna falta.

Comunicación: Es importante que exista un diálogo con los niños y/o ado­lescentes, explicar las razones del mal uso o abuso de la tecnología, así como los beneficios que puede brindar.

Vínculo afectivo: La prevención es fundamental, se recomienda que los padres establezcan un vínculo afectivo con bases sólidas para evitar esta y otras adicciones, de esta manera el niño y/o adolescente estará acostumbrado a un diálogo con sus padres, realizar actividades al aire libre y recrearse, entablar relaciones personales sanas.
Recuerden que como adultos podemos ser conscientes del uso de los aparatos tecnológicos, pero nuestros pequeños en todo momento están observando su mo­delo a seguir, por eso es importante des­conectarnos de nuestro propio celular, y volver a la base del diálogo, y conexión con nuestra familia. Los expertos en dis­tintas áreas que estudian este tipo de te­mas sugieren que es importante retomar el control sobre la tecnología, y para ello debemos ser conscientes de los daños y de que no sucederá nada si ignoramos nuestros dispositivos por algún tiempo durante nuestra vida diaria.