Programa del 08 de Noviembre.
Programa del 1 de Noviembre.
Programa del 25 de Octubre.

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Imagen: aecid.es

Este 25 de noviembre se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, instituido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), desde 1993 con una resolución que estipula “Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer”, con el objetivo de desvanecer cualquier acto que maltrate a todas las niñas y mujeres del mundo.

“En todo el mundo, una de cada tres mujeres ha sufrido violencia física o sexual, principalmente por parte de un compañero sentimental. Casi 750 millones de mujeres y niñas que viven hoy en día se casaron antes de cumplir 18 años, mientras que al menos 200 millones de ellas se han visto sometidas a la mutilación genital femenina”. Según informes de la ONU.

Estos graves hechos son los que más persisten y suceden a diario, siendo la mujer objeto para las terribles mentes de algunos hombres que solo buscan hacerlas sus víctimas. Actos que las que no denuncian, lo viven aún desde el silencio.

“Una de cada 2 de mujeres asesinadas en 2017 fue asesinada por su compañero sentimental o un miembro de su familia. El 71% de las víctimas de la trata en todo el mundo son mujeres y niñas, y 3 de cada 4 de ellas son utilizadas para la explotación sexual”, menciona la ONU.

Para este día, la Unión Mundial de Organizaciones Femeninas Católicas (UMOFC), en representación de su presidenta, María Lía Zervino, envió un mensaje contra la eliminación total de la violencia contra la mujer:

“Es una necesidad indispensable reconocer el derecho de las mujeres a la educación, al trabajo y al ejercicio de sus derechos políticos. Además, se debe trabajar para liberarla de presiones históricas y sociales contrarias a los principios de la propia fe y dignidad. También es necesario protegerla de la explotación sexual y tratarla como una mercancía o un medio de placer o ganancia económica. Por esta razón, deben detenerse todas las prácticas inhumanas y las costumbres vulgares que humillan la dignidad de las mujeres y trabajar para cambiar las leyes que impiden a las mujeres disfrutar plenamente de sus derechos”, afirmó.