Programa del 11 de Octubre.
Programa del 4 de Octubre.
Programa del 27 de Septiembre.

Día Internacional de la Hepatitis C

Fuente: heliossalud.com.ar

La enfermedad del hígado causada por el virus de la Hepatitis C puede causar una afectación grave al organismo y se trasmite a través de la sangre contaminada. Existen dos tipos de este virus:

 

  • Hepatitis C aguda: Que ocurre 6 meses después de la exposición del virus.
  • Hepatitis C crónica: Ocurre cuando el virus se ha encontrado en estado agudo causando cirrosis, insuficiencia hepática y cáncer de hígado.

¿Cómo se puede trasmitir?

  1. Al compartir las agujas y que estas estén contaminadas.
  2. Vía sexual (esta es la menos frecuente).
  3. Madre con hepatitis C que puede trasmitir la infección al bebé durante el embarazo.

Los síntomas más frecuentes de la hepatitis C aguda y crónica pueden ser: cansancio, fatiga, náuseas, vómito, fiebre, escalofríos, orina de color oscuro, materia fecal clara y ojos y piel amarillos. En casos más extremos, puede ocurrir dolor en el lado derecho del abdomen, coagulación en la sangre y distensión abdominal con líquido dentro del abdomen.

¿Cómo se puede diagnosticar?

Se realiza un examen de sangre específico que detecta la presencia de la defensa de anticuerpos como el virus mismo. Al ser detectada se recomienda reposo, buena alimentación y medicamentos antivirales específicos.